Entradas

Mostrando entradas de junio 2, 2013

X Domingo del Tiempo Ordinario, 9 de junio de 2013

Imagen
“No llores” “Señor, sacaste mi vida del abismo, me hiciste revivir cuando bajaba a la fosa.”
I° lectura: 1Re 1, 17, 17-24; Salmo: 29; II° lectura:Gal 1, 11-19; Evangelio: Lc 7, 11-17
Una mujer, un ataúd, un cortejo. Estos son los ingredientes básicos en el relato de Naim que se coloca como escena la normalidad de la tragedia en la que se vislumbra el dolor más grande del mundo: la muerte. Es la oscuridad que absorbe la vida de una madre, de quien está privada de aquello que es más importante en su vida. Ese frío imprevisto denota y prevé que, de ahora en adelante, las cosas no serán como antes.
Esa mujer era viuda, tenía solo un hijo, él era todo para ella. Dos vidas precipitadas en un ataúd. Cuántas historias existen así en la actualidad. Cuántas familias donde la muerte es de casa. El Evangelio muestra a Jesús que llora junto a la mujer. Jesús entra en el corazón de esta mujer, de esta madre. Entra en la ciudad como forastero y se convierte en prójimo.
¿Quién es el prójimo? Le pregunta…